diario-campamento-sepulveda-2018.jpg

Diario Campamento Sepúlveda 1ª julio 2018

¡Saludos a todos desde el Campamento de Sepúlveda! Comenzamos el diario de la primera quincena de julio 2018.

Desde que llegásemos al Campamento de Sepúlveda, hemos tenido tiempo más que de sobra para adaptarnos y acomodarnos a este nuevo entorno, lejos de la ciudad y el ruido.

Publicamos en Facebook y en Instagram algunas de las actividades que hemos ido realizando.

Las primeras horas fueron algo tensas para todos. A los nervios por el comienzo de la quincena se les unían la expectación y las ganas por ver el partido de «La Roja».

Al llegar comenzamos con juegos predeportivos, para ir conociéndonos todos un poco.

Después de comer, y gracias al trabajo de nuestros monitores, pudimos todos juntos pudimos animar a nuestra selección en la sala polivalente, convenientemente decorada para la ocasión. Estábamos en todos los campamentos de verano pendientes del partido más que de otra cosa ;).

A pesar de hacerles llegar todo el aliento de la familia de EDUMA desde Sepúlveda, la diosa fortuna no estuvo de nuestro lado y Rusia acabó con nuestras esperanzas en el Mundial.

Unas veces se gana, y otras se pierde, pero pasamos una tarde muy divertida.


El lunes día 2 lo empezamos con piscina aprovechando que el tiempo era ideal para disfrutar de un baño.

Después, además de distintos juegos de movimiento por grupos por las instalaciones del campamento, nos estrenamos con las actividades del programa.

Por un lado, unos disfrutaban de un deporte poco conocido como es la esgrima. Hay que aprender la posición de guardia, a marchar o a romper… es más complicado de lo que parece.

Por el otro, teníamos a otros grupos practicando tiro con arco.

Por más películas de arqueros que veamos, ¡vaya si es difícil acertar en la diana!. Nadie se atrevía a ponerse una manzana encima de la cabeza 😉

Por la noche los monitores prepararon un juego nocturno en el que, encontrando y superando varias pruebas.

Hubo que averiguar quién había robado la corona de la Reina de Sepúlveda.

Por suerte, algunos de nuestros pequeños detectives consiguieron desenmascarar al culpable del hurto.

La llegada del martes día 3 trajo consigo una de las actividades que más apetecen a los pequeños, la piragua.

Tener el río Duratón tan cerca de nuestro albergue nos permite disfrutar de este deporte y de la naturaleza sin casi desplazarnos.

Pero no sólo de paladas fue el día, varios grupos hicieron baloncesto.

También empezamos con los talleres.

Este año tenemos dos geniales, pero hemos pensado en no contaros qué son y que vuestros hijos e hijas os sorprendan con su talento.

Una pista: ¡con uno de los dos podréis jugar con ellos! Son muchas las manualidades que hacemos con los niños y los talleres les encantan.

Nada más desde el Campamento de Sepúlveda, en breve volveremos a actualizar este espacio.

Os recordamos que para acceder a todo el repertorio de fotos se cuelga en el histórico de Flickr (Eduma Agrupación Deportiva).


Os dejábamos en mitad de la vorágine de actividades diferentes que fue el tercer día en el Campamento de Sepúlveda y este día 4 con el que empezamos esta entrada no se quedó atrás.

La mañana del miércoles terminamos con los últimos grupos de piragua.

Podemos dar fe de la veracidad del testimonio de nuestras chicas en sobre la fauna propia de los ríos españoles y que hemos venido a conocer (también).

Si aún no habéis tenido la oportunidad de ver el noticiario de nuestros pequeños reporteros os dejamos el enlace al primer programa de Sepúlveda Directo que colgamos en nuestra página de Facebook.

Por la tarde, como apretaba un poco el calor, aprovechamos para ir a la piscina.

Siempre que vamos hay disparidad de opiniones con respecto a la temperatura… El que escribe es de aguas más cálidas, pero parece que para vuestros pequeños la temperatura es ideal, pues siempre aprovechan hasta el último minuto.

Además, por la noche los monitores prepararon una breve velada de canciones con la que aprender todo tipo de canciones de campamento, juegos y dinámicas grupales con las que nos fuimos todos encantados a la cama.


Vaya, pero no os vayáis a creer que hemos venido al campamento nada más que a estar en Sepúlveda.  ¡El jueves día 5 teníamos excursión!.

A primera hora, justo después de desayunar, nos montamos en el autobús camino de una de las ciudades más bonitas de toda España: Segovia.

El plan era visitar la ciudad de origen romano por la mañana, el Alcázar, el acueducto, la Catedral y la casa de los picos, entre otros.

Después, por la tarde, conocer los Jardines del Palacio de la Granja de San Ildefonso, con su “mar”, las fuentes ¡y su laberinto!.

C

on la idea de hacer esta jornada tan cultural más divertida y creativa, propusimos un concurso de fotografías, en los lugares y monumentos más destacados.

Aquí dejamos una pequeña muestra, pues el resto está en Flickr.

Tras el día de “pateo” por Segovia, para el día 6 optamos por plantear una mañana algo más tranquila, con talleres y deportes de menos movimiento.

Al final del día, tanto el baseball, como el voleibol, quedan en un ligero segundo plano para los chicos y chicas, que pudieron refrescarse en la piscina también hoy.

Hoy la atención se centra en los campeonatos que darán comienzo esta misma noche después de cenar, de las que os hablaremos en el próximo post junto con otras muchas cosas.

Esperamos sigáis todas nuestras redes sociales, donde vamos actualizando el día a día de los campamentos.

Podrás encontrar las historias, aventurillas y vivencias de todos nuestros campamentos de verano.


Otro año más, llegó uno de los días marcados en rojo para todos los niños y niñas que vienen al campamento: el día temático.

Toda una jornada repleta de juegos, actividades y diversión con una temática como hilo conductor.

Este año, pensamos en repetir un clásico, el Día Pirata, que no se hacía desde 2007 (en el campamento, tan solo los coordinadores vivieron aquellas fechas ¡qué viejos!).

Hemos hecho ya tantos grandes juegos de campamento que tocaba repetir alguno.

Por la mañana cada grupo preparó su propio barco pirata.

Diseños en 2D y 3D, unos pacifistas y otros más orientados a la batalla, de vela negra o blanca, pero todos con el sello de los integrantes y la inconfundible bandera pirata.

Por la tarde todas las tripulaciones tuvieron que unir fuerzas para vencer al malvado pirata Barba Rosa quien, obligado por la unión de todos los piratas de los 7 mares, huyó a esconderse y quién sabe si volverá a la carga un día…

Lo pasamos en grande.

La mañana del octavo día sirvió para terminar con varias actividades programadas.

Últimos grupos de tiro con arco, hockey y esgrima que hubo que compaginar con la piscina para aprovechar el magnífico día que había amanecido.

Por la tarde tuvimos una sorpresa para los más pequeños.

Los bomberos de Sepúlveda nos hicieron un hueco para enseñarnos sus instalaciones, las mangueras y el resto del equipo que utilizan, y resolvieron algunas de las dudas que les planteamos.

Probamos la sensación de la utilización de las mangueras y así, la tarde estuvo desde luego pasada por agua.

Por la noche preparamos el Gran Casino Sepúlveda, con su Bingo, ruletas y dados.

Algunos probaron las mieles del éxito de la mano de la diosa fortuna, mientras que otros (muchos) vieron cómo se esfumaba hasta el último “edum€uro” del que disponían.


El lunes 9, como seguramente todos sabéis ya, estuvimos en el Aquopolis.

Si el día temático es una de las actividades favoritas de los pequeños, esta es la otra gran señalada en sus quincenas en los campamentos.

Siempre que hacemos un campamento de verano en Madrid o cerca, intentamos incluirla en el programa.

El día fue inmejorable, no encontramos mucha gente en el parque y pudimos disfrutar sin sobresaltos de un día de piscina y atracciones.

Después de cenar continuamos con los campeonatos, que tendrán sus finales el viernes en el pabellón local.

Y como no hay tiempo para detenerse en los campamentos de verano, el martes tuvimos una marcha por el entorno de las hoces del río Duratón.

En concreto hicimos la conocida Senda de los Dos Ríos que, empezando y acabando en el pueblo de Sepúlveda, discurre por los cortados y la zona inferior de los cañones formados por la erosión del río en la roca.

Por la tarde completamos los talleres de esta quincena y jugamos.

Nada más. Desde Sepúlveda ya preparamos la siguiente entrada con el cierre de la quincena que esperamos deje a todos con muy buen sabor de boca.

Como siempre, os animamos a seguir nuestras redes y todo el repertorio de fotos en Flickr.

Gracias a todos por vuestros “me gusta” y los comentarios, los positivos y los negativos. Campamento en Sepúlveda.

¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!

Diario Campamento Sepúlveda 1ª julio 2018
Compartir