diario-campamento-sepulveda-2019.jpg

Diario del Campamento de Sepúlveda 1ª julio 2019.

Hola familias, bienvenidos al blog del campamento de Sepúlveda de la primera quincena de julio 2019.

 

Hemos llegado al campamento con muchas ganas de empezar la quincena llena de actividades y buenos momentos.

El lunes 1, estuvimos haciendo las que serán nuestras habitaciones en estos días, conocimos a nuestros grupos y estuvimos jugando con la suerte de contar con un tiempo más fresquito que en Madrid.

 

El martes 2, tuvimos una mañana llena de actividades, juegos cooperativos y comenzamos nuestra temática medieval ambientada en Juego de Tronos.

Nuestros chicos demostraron sus habilidades artísticas creando los estandartes para sus respectivas casas.

 

 

Por la tarde, tuvimos tiempo de la deseada piscina. Pasamos un rato muy agradable y fuimos muy afortunados ya que pudimos estar todo el tiempo disfrutando de la piscina antes de que cayese una tormentilla de verano.

 

Por la noche, ¡la primera batalla de las casas! Cada grupo tuvo que demostrar que eran los mejores en diferentes habilidades: memoria y audición con Furor; arte dramático con mímica; dibujo técnico con Pictionary y por último el conocimiento y la sabiduría con Trivial.

 

Hoy, ha sido nuestra primera excursión. Estabamos todos emocionados con muchas ganas de ir. Un grupo ha ido a montar a caballo y a visitar el pueblo de Riaza mientras que los otros dos grupos han ido a hacer piragüismo al Embalse del Atazar y a visitar Buitrago de Lozoya.

 

El grupo de caballos ha disfrutado mucho del paseo a caballo y de descubrir y conocer donde viven estos animales.

Mientras unos estaban en la marcha, los demás han realizado la visita por las cuadras, han jugado a competiciones, han visitado las cuadras y han realizado un rastreo por Riaza (haciendo parada técnica por la tienda de chuches.

 

 

Los grupos que han ido a las piraguas han pasado un día muy fresco y muy divertido. También han hecho un rastreo por Buitrago, una manera perfecta para que nuestros chicos conozcan este precioso pueblo.

 

 

Todas las fotos las tenemos en nuestro Flickr

 


 

Seguimos con mucha energía y sin parar de realizar actividades

El jueves 4, tuvimos un día lleno de deportes.

Aprovechamos las instalaciones que tenemos y estuvimos haciendo deportes al aire libre y en el pabellón.

Los pequeños y los medianos estuvieron practicando el arte de la esgrima y el trabajo en equipo con baloncesto y volley.

 

Algún grupo empezó con una actividad que requiere concentración y destreza, el tiro con arco. Es una actividad que realizamos en muchos campamentos de verano con niños y requiere cierto entrenamiento y técnica.

Pero nuestros chicos del campamento de Sepúlveda han demostrado ser unos verdaderos arqueros.

 

 

Mientras, los mayores del campa, se fueron a Sepúlveda. Allí fueron a “La casa del parque”. Es un Centro de Interpretación de las Hoces del Río Duratón que se dedica al estudio y transmisión de la flora y fauna de este Parque Natural tan bonito que tenemos tan cerca. Después de la visita al centro, aprovecharon y dieron una vuelta para conocer el pueblo donde estamos alojados durante estos días.

 

Por la tarde, nos fuimos todos a la piscina para refrescarnos del calor del día y para descansar después de un día lleno de actividad.

 

Por la noche, cuando ya empezaba a oscurecer, nuestros chicos se convirtieron en cuervos y en lobos. Los cuervos tenían que llevar mensajes que los maestres mandaban a los demás mientras procuraban que no les pillasen los lobos, ya que si les atrapaban, el mensaje quedaba confiscado. Al final, se hizo recuentos y vieron las casas que habían conseguido llevar más menajes a los maestres.

 

Llegó el viernes con una excusión. Los medianos del campamento se fueron a Riaza donde visitaron el pueblo, hicieron el taller de máscaras y lo más esperado: la excursión a caballo. Disfrutaron mucho de ese paseo a caballo y de conocer las cuadras y el entorno en el que vivían.

Mientras el grupo de los pequeños dejaron por un día Castilla y León para irse a Cervera de Buitrago donde les esperaba una emocionante mañana de piragüismo.

Después de ir viendo alguna playa del embalse del Atazar y de darse unos chapuzones, se ducharon y directos a Buitrago de Lozoya donde allí comimos a la sombrita. Y tras conocer el pueblo y hacer la parada obligatoria de las chuches, se pusieron de camino al albergue para cenar y hacer una velada muy importante y que iba a cambiar el rumbo de nuestra semana temática.

 

 

Y os preguntaréis qué pasa con los mayores del campa. Ellos se quedaron disfrutando del albergue y las instalaciones para ellos sólos y aprovecharon para realizar unas olimpiadas vascas. Hicieron unas pruebas muy divertidas que sin duda lo recordarán.

 

Las casas Stark, Lannister, Baratheon, Targaryen, Arryn, Tully, Tyrell, Martell, Mormont, Bolton, Herrendorf y Greyjoy lucharon por conquistar las demás casas. Hicieron un duelo entre casas en el que un enfrentamiento de piedra, papel o tijera decidía quien iba conquistando. Al final de la velada solo quedaron seis casas que no sabían lo que al día siguiente les esperaba.

 

¿Tenéis ganas de saber que ha pasado? Os lo contamos en la próxima entrada. 😉

todas las fotos en el flickr


 

Son las 9:00 de la mañana y Sepúlveda se despierta al son de Juego de tronos…

El invierno ha llegado y el rey de los siete reinos ha muerto.

Las casas que se asentaron ayer después de la conquista a las otras casas tienen una misión: conseguir los elementos necesarios (huevos de dragón, fuego valirio, vidriagón, ballestas y magia) para poder ser digno heredero del trono de hierro.

 

Para ello, tuvieron que pasar pruebas de destreza, habilidad e ingenio. Si conseguían pasar las pruebas se le recompensaba con un elemento. Sin embargo, si no superaban la prueba, su equipo se podría ver afectado por caminantes blancos.

Al finalizar la mañana solo quedaron tres casas: Lannister, Greyjoy y Stark. Las otras tres casas no pudieron combatir contra los caminantes blancos y se convirtieron en ellos.

 

Después de recuperar energía en el salón de los tronos y ver una película de caballeros, las tres casas se enfrentaron en el último reto: Llegar al trono del hierro atravesando todas las tierras de los reinos superando los peligros que en cada una se esconden. Primero superando los obstáculos de las altas montañas; continuando por los mares más peligrosos; atravesando la tierra de los dothrakis y por último pasando el muro.

 

 

Ya solo quedaba a las tres casas invadir Desembarco del Rey y sentar a su rey en el trono de hierro.  Con mucho esfuerzo y muy reñido la casa Greyjoy se convirtió en los herederos del trono.

Después de tantas luchas solo apetecía un merecido y refrescante baño en la piscina.

Por la noche, tuvimos tiempo libre para descansar.

 


 

Terminada la semana temática medieval de juego de tronos toca ir terminando las actividades obligatorias porque aunque todavía queden días y no nos demos cuenta ni queramos, ¡esto se va acabando!

Estos días hemos podido dormir un poquito más para recuperar fuerzas y poder continuar con la segunda semana a tope de energía.

 

El domingo por la mañana, el grupo de los medianos y mayores se fueron de excursión por la senda de los dos ríos, empezando por el mirador de la Virgen de la Peña,  atravesando la puerta de la fuerza, bordeando el río Duratón, atravesando los varios puentes y explicando un poco los embalses naturales.

 

 

Mientras tanto, en el albergue tuvimos un día lleno de deportes y tiro con arco; por un momento fueron los mejores arqueros de Sepúlveda. ¡Disfrutaron un montón!

Y taller de cocina, donde los pequeños nos sorprendieron con sus habilidades culinarias a la hora de realizar tartas.  Aprovechando que estábamos pocos  nos fuimos a dar un chapuzón a la piscina.

 

Por la tarde los mayores también fueron a la piscina para refrescarse y descansar de la excursión de la mañana.

 

Y por la noche, una de las veladas más míticas de nuestro campamento: ¡VELADA DE CANCIONES!

Fue una noche donde cada grupo compartió con todo el campamento una canción y todos nos animamos a cantar y bailar.  Desde  cuando un pirata baila, pasando por al coche de mi jefe y terminando con Wantanchú. ¡Nos lo pasamos en grande!

 

El lunes por la mañana lo más pequeños le cambiaron el turno a los mayores y se fueron a conocer la Virgen de la Peña.

En el camino hicimos parada técnica para reponer fuerzas y en un parque, cerca del mirador de la Virgen de la Peña, jugaron con globos de agua; un plan perfecto para un día tan caluroso y tener una vuelta refrescante.

Por la tarde los peques tuvimos piscina.

Mientras, los mayores realizaron actividades deportivas, tiro con arco y algún que otro taller de cocina.

Los más mayores participaron en “Edumachef” donde tuvieron que elaborar la fórmula más vanguardista y deliciosa de trufas.

 

 

El martes aprovechamos a tener el pabellón polideportivo para nosotros para terminar nuestras actividades deportivas. Tuvieron competiciones de esgrima baseball y voleyball.

 

Por la tarde empezamos nuestro segundo taller de medianos mayores: atrapa sueños.

 

Y a la hora de la cena, el campamento de Sepúlveda se inundó de magia y ha recibido la visita de los profesores de Hogwarts que se quedaran con nosotros estos días.  Nuestros chicos descubrieron que debajo de su silla apareció la casa a la que iban a pertenecer, a saber: Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw, Slytherin.

 

Por la noche, por casas, tuvieron que ir en búsqueda de animales fantásticos que estaban  escondidos por todo el campamento y otros bajo la vigilancia de sus cuidadores. Su objetivo, conseguir el mayor número de animales para conseguir puntos para su casa. Si alguna casa se encontraba con otra, se podían retar para quitarle un animal a la otra cosa. El reto no podía ser otro que con las tres maldiciones: Imperio, Crucchio y Avada Kedavra.

Tuvimos una divertida y curiosa velada donde todos nuestros niños magos lo dieron todo por conseguir puntos y poder llegar a ser en la mejor casa del campamento.

 


 

¡Nos vamos de excursión!.

Ya ha llegado el miércoles y con él llega nuestra última excursión de campamento entero. Después de coger fuerzas en el desayuno, cogemos nuestras mochilas, gorras, cremas y cantimploras y ponemos rumbo a Segovia.

 

Allí por grupos hemos podido ver desde muchos puntos de vista el tan impactante acueducto y saber un poco más de su función y de datos curiosos de la ciudad gracias a nuestra monitora Gema que nos ha hecho una explicación a la altura de los mejores guías turísticos. 😉

 

Por grupos hemos ido a ver la ciudad, pasando por las calles principales, la plaza mayor, la catedral y el Alcázar. Paseando por la ciudad no faltan las reglamentarias compras para coger algún detallito para los más queridos y como no para alguna que otra golosina.

 

Después de comer en un parquecito tranquilo, agradable y a la sombra (muy agradecida) hemos vuelto al autocar. Pero no nos hemos vuelto al albergue, nos hemos ido a visitar los preciosos y enormes jardines de La Granja de San Ildefonso.

 

Allí los “mortífagos y dementores” estaban esperando a los más pequeños en el laberinto para intentar impedir que las casas encontraran la copa de los tres magos. Ha sido un poco lioso pero muy divertido.

Mientras tanto, los mayores han ido por los jardines en busca de “El mar”, estanque que abastece a todas las fuentes de los jardines. Han estado dando una vuelta por la zona y han visitado una fuente ferrosa. A pesar del peculiar olor y sabor, algunos de nuestros chicos se han atrevido a probarla.

Una vez reencontrados todos, nos dirigimos al autobús para ahora, si que sí, volver al albergue.

 

Por la noche, la mayoría del campamento ha tenido sesión de cine temática “Harry Potter”. Y los más mayores del campamento, con las pilas inagotables, después de cenar han ido a Sepúlveda, a un pub donde han tenido su propio reservado con bebidas y canciones a elegir.

Ya van quedando poquitos días pero los estamos aprovechando al máximo.

 


 

Ya estamos en la cuenta atrás para el fin de quincena.

 

El jueves 11, los mayores del campamento se fueron a Riaza a montar a caballo. Por grupos visitaron las cuadras, el pueblo e hicieron su segundo taller.

 

 

Los demás, nos quedamos en el albergue aunque por la mañana nos fuimos todos por grupos a ver Sepúlveda y el centro de interpretación El Parque. Les gustó mucho porque aprendieron más datos sobre el entorno donde han estado viviendo durante catorce días.

 

 

Por la tarde mientras los mayores volvían de su excursión, los demás aprovecharon a darse un chapuzón.

 

Por la noche las cuatro casas de Hogwarts se volvieron a reunir para una velada en la que crearían pociones. Mientras estaban en clase tenían que conseguir los ingredientes suficientes para crear varias pociones: Suerte líquida, poción multijugos  y filtro de amor.

 

A la hora del patio, su objetivo era llegar al punto de control para poder crear esas pociones. Pero tenían que tener cuidado de que no les pillaran los profesores y los confiscaran los ingredientes.

Al final de la  velada los relojes de puntos se actualizaron dejando a Slytherin en la cabeza, seguido de Gryffindor, Haffelpuff y Ravenclaw.

 

La mañana del viernes nos despertamos un poco más tarde, a todos nos vino muy bien para descansar más y recuperar energías.

Después de desayunar nos fuimos todos al pabellón, donde vivimos una mañana emocionante de Quidditch, el deporte por excelencia de los magos.

Por turnos, las casas cogieron sus escobas y se enfrentaron entre ellas teniendo reñidos duelos por marcar puntos y conseguir la snitch dorada.

 

Después de hacer semifinales y finales, Slytherin se proclamó como ganador de la “Quidditch Sepúlveda Cup” y ganó 10 puntos para su casa quedando de la siguiente posición las casas:

  1. Slytherin  66 puntos
  2. Hafflepuff 52 puntos
  3. Gryffindor 50 puntos
  4. Ravenclaw 35 puntos

 

Después de descansar del torneo de Quidditch, nos pusimos a ensayar el mítico baile edumero: El meneito.

 

Por la tarde, todos los grupos terminaron los talleres y los mayores se dieron un pequeño chapuzón en la piscina.

 

Por la noche, cada grupo tuvo su velada propia. Los más pequeños tuvieron una cena especial y discoteca con juegos, los medianos estuvieron jugando a bandera y los mayores se fueron a dormir fuera (esta vez el tiempo les ha dejado).

 


 

Hoy viernes vivimos nuestro último día completo

. Todos los monitores se han despertado siendo un personaje de Harry Potter y después de desayunar se han llamado a todas las casas en las canchas donde se han encontrado una carta para cada uno donde ponía lo siguiente:

 

 

Estimados alumnos:

La última prueba de este curso de Hogwarts ha llegado. Es el momento en el que demostréis todo lo que habéis aprendido de nuestros magníficos profesores y del colegio.

Tendréis que mostrar vuestras habilidades físicas, vuestro razonamiento  y logística  y el compromiso de ser un grupo para todo.

Además de esta carta os encontraréis un código que tendréis que descifrar si queréis llegar a conseguir la copa  de los tres magos y  30 puntos para vuestra casa que pueden determinar la futura casa ganadora.

Vuestra  travesura comienza en la prueba número 4.

La copa de los tres magos os espera.

Que la magia os acompañe.

 

Siguiendo estas instrucciones, las cuatro casas han tenido que pasar las pruebas para conseguir un diccionario y con él poder descifrar el mensaje que les conduciría a la copa de los tres magos.

 

 

Después de encontrar la copa, la casa que se ha proclamado ganadora ha sido…(redoble de tambores): SLYTHERIN!

 

Esta noche la casa ganadora tendrá algún privilegio en la discoteca.

Aunque Slytherin ha sido la ganadora , todos lo han hecho fenomenal participando a tope y se han merecido un buen baño en la piscina.

 

Esta tarde tocará preparar maletas y duchas para dejarlo todo a punto para la discoteca de esta noche.

Con esto nosotros nos despedimos un año más dando las gracias por confiar en nosotros y para nosotros ha sido un placer compartir estos quince días con vosotros.

 

¡Hasta siempre familia edumera!

Todas las fotos están colgadas en Flickr

Diario del Campamento de Sepúlveda 1ª julio 2019.
Compartir