ventajas-desventajas-viajes-fin-de-curso.jpg

Beneficios y dificultades de los viajes de fin de curso.

Las ventajas y desventajas de la realización de viajes de fin de curso o viajes escolares.

El final del curso escolar se acerca y, con él, llega la emocionante oportunidad de organizar un viaje de fin de curso para tus alumnos del colegio. Estos viajes no solo son un merecido premio por todo el esfuerzo y el trabajo duro durante el año escolar, sino que también ofrecen una serie de beneficios educativos y personales que no se pueden subestimar.

¿Qué es un viaje de fin de curso?

Un viaje de fin de curso es una experiencia educativa y recreativa organizada al finalizar un ciclo académico con varios días de duración. También conocido como viaje de egresados o viaje de fin de estudios, se realiza como recompensa y complemento del aprendizaje. Estos viajes ofrecen beneficios tanto a nivel personal como formativo para los alumnos, proporcionando la oportunidad de disfrutar en grupo, fortalecer lazos sociales y crear recuerdos inolvidables. Antes de organizar un viaje de fin de curso, es crucial definir su propósito, ya sea recreativo, cultural o de integración social.

Que es un viaje de fin de curso. Beneficios

En este otro artículo hablábamos sobre las ventajas y desventajas de las excursiones escolares (salidas de un día de duración) y aquí hablamos sobre los viajes escolares y viajes de fin de curso (con varios días durmiendo fuera de casa y normalmente a destinos un poco más lejanos).


Ventajas de los viajes escolares y viajes de fin de curso.

ventajas de los viajes de fin de curso y viajes escolares

Crear recuerdos inolvidables:

Los viajes de fin de curso son la oportunidad perfecta para que los alumnos creen recuerdos duraderos. La convivencia que se genera durante unos días fuera de casa, al igual que en los campamentos de verano, fortalece los vínculos del grupo mucho más que en cualquier excursión escolar de un día. Además, al visitar lugares emblemáticos, realizar actividades fuera de lo común y compartir experiencias únicas con amigos y compañeros de clase generarán recuerdos que perdurarán toda la vida.

Celebrar logros y  “rematar” cursos o ciclos:

Un viaje de fin de curso es una forma perfecta de celebrar los logros académicos y personales de los estudiantes durante el año escolar.  Es una forma en la que se ayuda a cerrar un ciclo o un curso antes de enfrentar nuevos desafíos en el próximo curso. Sin duda, es la gran diferencia entre cualquier otro viaje escolar que se realiza a lo largo del curso o las salidas y excursiones escolares de un día.

Aprender fuera del aula:

Los viajes de fin de curso ofrecen una experiencia de aprendizaje única. Los alumnos tienen la oportunidad de poner en práctica lo que han aprendido en clase, conectando la teoría con la realidad. Por ejemplo, visitar lugares históricos hará que conecten esos lugares con la historia y la cultura que se ha estudiado en el curso.

Exposición a nuevas culturas y experiencias:

Salir de tu entorno cercano durante varios días ofrece la oportunidad de interactuar con personas, costumbres y formas de vida de diferentes culturas. Esto amplía su horizonte y fomenta la apertura mental y la tolerancia.

Promover la apreciación del Medio Ambiente:

Organizar actividades al aire libre, con rutas de senderismo o visitas a parques naturales, puede ayudar a los estudiantes a apreciar la importancia de cuidar el medio ambiente y la naturaleza.

Beneficios de los viajes de fin de curso

Fortalecer el trabajo en equipo:

Los viajes en grupo fomentan el trabajo en equipo y la colaboración. Los alumnos deben cooperar en las actividades, resolver problemas y garantizar que todos disfruten de la experiencia. Esto fortalece las habilidades de comunicación y la capacidad de trabajar en grupo.

Fomentar la independencia y la responsabilidad:

Viajar en grupo requiere que los alumnos sean responsables de sí mismos y de sus pertenencias. Aprender a cuidar de sí mismos y tomar decisiones responsables es una habilidad esencial que se desarrolla durante un viaje de fin de curso, especialmente si nunca se ha vivido la experiencia de un campamento de verano. Según las edades, puede que sea la primera vez que convivan con otros niños o niñas fuera de casa.

Desarrollo de habilidades sociales:

Los viajes de fin de curso son una excelente oportunidad para que los estudiantes desarrollen habilidades sociales, como la empatía, la escucha activa y la comunicación efectiva. Estas habilidades son esenciales en la vida cotidiana y en futuras oportunidades laborales.

Promover la diversión y el bienestar:

Finalmente, estos viajes proporcionan diversión y entretenimiento, permitiendo a los alumnos relajarse, desconectar del estrés escolar y disfrutar de una experiencia positiva y enriquecedora.


Desventajas de los viajes de fin de curso y viajes escolares.

Desventajas de los viajes de fin de curso

Coste:

Un viaje de varios días supone añadir a una excursión de un día el alojamiento, pensión completa, etc. de todos los participantes. Si bien la inflación sube año tras año, el transporte es el elemento que más ha aumentado.

Normalmente el coste va a venir determinado significativamente por estas variables:

  • Destino y tipo de alojamiento.
  • Número de niños y acompañantes.
  • Transporte.
  • Fecha.
  • Y en menor medida, entradas, actividades y excursiones elegidas.

Siempre que el número de niños o niñas ocupe un autobús más o menos completo la diferencia de precio es poca. En cambio, con grupos de alumnos más reducidos el precio aumenta bastante pues se divide entre el número de participantes. Para minimizar este impacto, se puede buscar opciones económicas y eficientes con destinos más cercanos.

Elección del destino del viaje:

Siempre que un grupo de personas debe de llegar a un acuerdo habrá discrepancias. Se evitarán muchos problemas si se hace un sondeo previo sobre destinos y se tiene una idea de un presupuesto aproximado y realista.

Si bien a veces el precio es determinante, siempre aconsejamos valorar la relación calidad-precio pues es una actividad que se realiza una vez en la vida. Sin duda, no hay necesidad de gastar un dineral pero escatimar acaba saliendo caro.

Suele ser efectivo elegir unos pocos destinos que se ajusten a los objetivos y gustos (3 como máximo) y sobre ellos elegir el viaje en una reunión.

Problemas de comportamiento:

Es habitual que algunos estudiantes puedan distraerse o hablar durante cualquier actividad pero hay comportamientos que pueden comprometer la seguridad, o problemas con los alojamientos que no pueden permitirse. Para el normal funcionamiento de un viaje de fin de curso es fundamental aclarar las normas y comportamientos y establecer medidas disciplinarias claras y conocidas por todos (alumnado, profesorado, padres, centro educativo etc.).

Ausencia de clases:

Los viajes pueden interferir en el calendario académico por eso debe estar bien planificado. Siempre es mejor no elegir las fechas que todo los colegios eligen por lo que hay que compensar y aprovechar el viaje con otros aprendizajes. Es decir, se trata de que el viaje escolar complemente los aprendizajes del aula.  

Ausencia de alumnos:

Como ya hemos hablado, el número de participantes es determinante. Según la elección del viaje, la fecha, el coste o cualquier otra circunstancia es posible que algunos no puedan o no quieran ir.

Es importante entender que no solo es un problema de que no puedan acudir todos los alumnos y se pierdan la experiencia. Además, una ausencia significativa del número de alumnos puede elevar el coste de todos los demás.

Dificultades de organización en los viajes de fin de curso

Problemas de organización:

La planificación de viajes puede presentar desafíos logísticos importantes pues requiere organizar y planificar muchas custiones (transporte, alojamiento, comidas, normativas etc.)

Además, siempre van a surgir imprevistos de cualquier tipo. Si ya en una excursión escolar de un día ocurren cosas, en un viaje de varios días y con múltiples actividades se multiplican la logística necesaria y con ella, los imprevistos.

Una buena planificación evitará la mayoría de los errores típicos a la hora de viajar y también tendrá previsto como solucionarlo. Por ello, es importante contratar adecuadamente el viaje de fin de curso a una organización con experiencia y capacidad de previsión y de resolución de cualquier posible problema.

Retrasos en los pagos.

Este tipo de viajes escolares requieren hacer pagos con mucha antelación pues se necesita reservar el alojamiento, transporte, entradas etc. Se tendrá que recaudar entorno al 20/30 % del viaje en un primer término y abonar el resto en los plazos establecidos.

Para evitar situaciones desagradables conviene tener previsión en el proceso de recaudación según sea la costumbre del centro o del AMPA.

Seguridad de los alumnos:

Para mitigar riesgos se necesita implementar todas las medidas de seguridad, seleccionar destinos adecuados,  contratar de seguros y sobre todo, la supervisión constante de los alumnos durante todo el viaje. Normalmente nunca pasa nada, pero si pasa un accidente, que no sea porque no se han tomado todas las precauciones debidas.

Es muy difícil que uno o dos profesores puedan hacerse cargo de un grupo de alumnos y de cualquier situación que pueda ocurrir. Por consiguiente, contar con organización completa y monitores 24 horas es importante para tener tranquilidad y disfrute general.

Problemas médicos o de salud.

Sin duda, un riesgo omnipresente y que más miedo da a los padres pero que se responde simplemente: “Hay que vivir”.  Es decir, tener previsto ambulatorios y hospitales próximos a dónde vayamos a estar y sobre todo, tener claro todas las alergias o medicamentos de los participantes.


Conclusión.

En resumen, organizar un viaje de fin de curso no es solo una tradición escolar, sino una inversión valiosa en el crecimiento y desarrollo de los estudiantes. Desde la creación de recuerdos inolvidables hasta el fomento del aprendizaje experiencial, el trabajo en equipo y las habilidades sociales, estos viajes ofrecen beneficios educativos y personales que marcarán una diferencia significativa en la vida de tus estudiantes.

Sin duda, existen desventajas y ventajas en un viaje de fin de curso y supone un reto y cierto desafío. Pero no pasa nada, solo hay que preparar bien las cosas para que sea un éxito.

¡Contacta con nosotros y permítenos ayudarte a planificar una experiencia memorable para tus alumnos!

Viajes escolares recomendados para niños
Actividades y campamentos para niños recomendados.
Viajes escolares recomendados para niños y jóvenes
Beneficios y dificultades de los viajes de fin de curso.
Compartir