Blog de Eduma

Noticias / Última hora / Fotos / Artículos

Galería de fotos Riaza. Seguimos a tope

Después de unos intensos y divertidos días sacamos un poquito de tiempo para seguir contando nuestras andanzas en la Casona. 

El miércoles pasamos un día estupendo jugando a millones de juegos, practicando deportes tales como el Hockey, el baseball o badminton. Por la tarde jugamos todo el campamento al Stratego (un juego de estrategia militar) y el equipo rojo y blanco se alzó con una más que merecida victoria. Cenamos y los platos quedaron relucientes incluso antes de lavarlos del hambre de nuestros niños. Por la noche cada grupo había estado preparando durante el día una canción para cantarla delante del campamento y pasar una genial velada. Las interpretaciones fueron dignas de las grandes estrellas de Hollywood y las voces nada tenían que envidiar a los artistas de hoy en día. Con un “buenas noches hasta mañana los niños de Riaza se van a la cama”, las luces del albergue se apagaron y todos descansamos para el día siguiente.

El jueves volvimos a aprovechar el día al máximo y no paramos de jugar. Por la noche la normalidad de las cenas cambió un poco para dos grupos. Los mayores se fueron de acampada y descubrieron y aprendieron a sobrevivir en el campo utilizando los recursos de la naturaleza (se les suministró huevos, patatas, salchichas, sopa, fruta y camping gas, pero haremos que no lo hemos leído que queda mejor decir que fueron por un día últimos supervivientes). Estiraron sus esterillas sus sacos y después de hacer juegos nocturnos junto con sus monitores todo el mundo se metió en el saco e intento conciliar el sueño, y los que no pudieron hasta un poco más tarde supieron disfrutar del maravilloso mapa de estrellas que se puede ver aquí, libre de contaminación. los más afortunados incluso aseguran que vieron alguna que otra estrella fugaz. Mientras tanto nuestras ardillitas disfrutaron de una cena particular a la que solo se podía acceder si eras VIP y ellos te lo permitían. Se les decoró una sala especial para ellos pues no merecen menos, se les hizo una comidita especial con ganchitos, gusanitos, patatas, refrescos y un super helado de postre. Pero una fiesta no es fiesta sin darle un toque especial, en este caso nuestras ardillitas se disfrazaron de las cosas más variopintas. Había princesas de todo los rincones del mundo, un Spiderman que nos dejo todo perdido de tela de araña, un Hulk al que hubo que reponerle tres veces el vaso porque su fuerza está fuera de normal y cuesta controlarla, un vaquero se escapó del lejano oeste y quiso también asistir a la cena. Tras un día agotador todos nos fuimos a la cama y recargamos energía para el día siguiente.

El viernes por la mañana algunos de nuestro chicos hicieron ruta con bici, practicaron tiro con arco, aprendieron a hacer esgrima y lucharon para ser los mejores caballeros con la espada de la Casona y alrededores el calor volvió a apretar por lo que la piscina fue más que bien recibida. Se sacaron pelotas hinchables, una red de volley para el agua y disfrutaron jugando a la vez que se dieron un chapuzón. Tras una cena rica y sabrosa nos fuimos a dormir, era muy necesario que descansasen porque el sábado iba a ser un día muy especial.

El sábado aquí en el albergue no es sábado sino… !!DÍA TEMÁTICO!! Este año un monopoly gigante invadió nuestras praderas. Cuatro grupos de adineradas familias tenían que jugar para hacerse con el mayor imperio sin precedentes jamás visto en la Casona. Una pantalla gigante les indicaba como subía o bajaba su riqueza a lo largo de la mañana. Finalmente la familia Beckham fueron los ganadores. A la hora de comer una cena de gala digna de las mejores fiestas de la alta sociedad les estaba esperando en el comedor. Manteles blancos, velas y un exquisito menú compuesto por pasta carbonara, y crujientes nuggets de pollo acompañados por una salsa de sabor indescriptible llamada ketchup, De postre una copa de chocolate y nata que debería de ser considerada pecado por su increíble sabor. Para reposar este increíble banquete vimos una película y a las 5 cuando salimos a merendar; Las Vegas habían invadido nuestra pradera. Con el dinero recaudado en el Monopoly nuestras 4 adineradas familias decidieron disfrutar de su fortuna y apostar. Suele decirse que la banca siempre gana, pero en este caso nos desplumaron y canjearon su dinero por chuches y refrescos. Un chapuzón en la piscina, cena y a la cama a descansar y soñar cosas bonitas.

Todas las imágenes del campamento las podéis encontrar en Flickr Eduma A.D.

Galería de fotos Riaza. Seguimos a tope
Compartir

Participar en la conversación

*

Entradas relacionadas