Blog de Eduma

Noticias / Última hora / Fotos / Artículos

beneficios-campamento.png

Beneficios y ventajas de un campamento de verano para niños

Si has ido alguna vez a un campamento de verano, casi seguro que viviste una experiencia inolvidable y recuerdas muchos grandes momentos. El campamento es una experiencia diferente a las demás por todo lo que implica salir de casa y convivir con nuevas personas en un periodo de vacaciones, libre de los deberes diarios. Aquí explicamos cuales son los beneficios y ventajas de un campamento de verano para los niños (y los padres).

Existe una variada oferta que se adapta a todo tipo de gustos (campamentos de montaña, de playa, musicales, con idiomas etc.) para poder elegir. En este artículo hablamos de todas las claves para elegir un campamento de verano.


Beneficios y ventajas de un campamento de verano para niños

¿Qué es diferente en un campamento de verano?

Al convivir varios días fuera de casa y salir del núcleo familiar, pasan de ser el centro de atención a ser uno más del grupo. Estará atendido perfectamente pero ahora comparte esa atención en igualdad de condiciones con otros de su edad y de otras edades; ya no es el centro del mundo. También lo hacen en el colegio, pero ahora la convivencia es de 24 horas, y esto es lo que le da la intensidad a la experiencia. No es raro ver a los niños/as llorar al despedirse al final del campamento.

Va a tener que “negociar” con sus compañeros todo tipo de cosas casi todo el tiempo (desde elegir la cama o la parte de la tienda hasta el juego al que se va a jugar) y, a veces con la ayuda del monitor, aprender a llegar a soluciones satisfactorias para todos.

Ya no está papá y/o mamá como referencia. En cierto modo es como empezar de cero,  pues no saben las triquiñuelas que en el seno familiar para salirse con la suya.  Ahora trato las 24 horas con otras personas que provienen de otras familias con otras formas de hacer las cosas, costumbres…

Beneficios y ventajas de un campamento de verano para niños

Va a tener que hacer cosas cotidianas que, por diversos factores, muchas veces no hace (hacer la cama, ayudar a recoger la mesa, recoger la habitación, organizar la maleta etc.). Aunque tenga la ayuda del monitor/es, cada uno tiene que hacerse lo suyo.

Todo ello en un entorno amigable, cercano a la naturaleza y divertido en el que se está haciendo todo tipo de actividades que normalmente no se hacen en casa (manualidades, deportes de grupo, juegos, excursiones etc.) y sin mayores obligaciones o normas que las que requieren el buen funcionamiento de un colectivo.


¿Qué aprenden y practican los niños al ir de campamento?

Por todo lo anteriormente comentado, se crea un ambiente propicio para:

  • Ser más tolerante, socializarse.
  • Hacer nuevas amistades con las que comparte la habitación, juegos y actividades.
  • Aprender nuevas formas de llenar el tiempo libre en relación con otros, sin depender tanto de la tecnología.
  • Ganar autonomía y mejorar la “mamitis/papitis”.
  • Colaborar y trabajar en equipo.
  • Ayudar, participar, colaborar y crear.
  • Ganar confianza en uno mismo.

¿Y qué beneficios tienen los padres/madres?

Mejorar en la sobreprotección y en la “hijitis”.

Confiar a los hijos a otras personas requiere una dosis de confianza y tranquilidad que también hay que practicar, en especial las primeras veces. De la misma forma que existe la dependencia de los hijos, también existe la de los padres. La experiencia nos demuestra que muchas veces los padres y madres están más preocupados/as que los propios niños/as. Éstos están jugando y haciendo cosas todo el día y aunque pueden llorar alguna vez al hablar por teléfono, están bien. De lo contrario, ya se habrían puesto los responsables en contacto. No olvidemos que están de campamento de verano, ni en la cárcel ni en la guerra.

Un tiempo para la pareja.

¿Hace cuánto no se disfruta de unas vacaciones en pareja? De no tener vacaciones también supone un respiro en el día a día y permite hacer muchas cosas que seguro hace mucho tiempo que no se hacen.

Y lo mejor de todo, ver que tu hijo/a crece, se relaciona y se maneja en otros entornos.


Los beneficios y ventajas de un campamento de verano son amplios; es un regalo, no un castigo, y siempre que se pueda es una experiencia muy enriquecedora que no se olvida.

¿Estás pensando en enviar a tu hijo de campamento? Puedes consultar el artículo “las claves para elegir el mejor campamento de verano” en el que damos las pistas para seleccionarlo, o sí tienes muchas dudas, también es interesante este artículo en el que hemos intentado resolver todas las preguntas frecuentes que surgen al ir de campamento por primera vez. 

Por otro lado puedes ver algunos de nuestros campamentos con varias opciones (multiaventura, playa, tiendas, con inglés o francés…)

Beneficios y ventajas de un campamento de verano para niños.

¿Te hemos ayudado? ¿Aportarías alguna idea más?

Beneficios y ventajas de un campamento de verano para niños
Compartir

4 comments

Participar en la conversación
  • Juan - 03/05/2016 Contestar

    Muy explicadito todo (tanto éste como los otros artículos)

    Israel - 03/05/2016 Contestar

    Gracias. Esperamos que te haya servido para aclarar dudas.

  • Antonio - 23/01/2017 Contestar

    Muchas gracias por estos consejos que tanto nos ayudan a los padres. Este verano tengo pensado mandar a mis hijos a algún lugar donde puedan practicar inglés en un entorno rural y netamente en inglés.
    Gracias otra vez!!

Participar en la conversación

*

Entradas relacionadas